Desinfección Sevilla

Desinfección

La desinfección consiste en, a través de un proceso físico o químico, eliminar o inactivar bacterias, virus y protozoos, es decir, agentes patógenos, para así impedir el crecimiento de microorganismos patógenos.

Para reducir estos organismos nocivos, utilizamos desinfectantes que no dañen la salud ni la calidad de los perecederos.

Una desinfección no es sinónimo de limpieza, por ello le aconsejamos y ofrecemos un asesoramiento al respecto para afrontar su problema desde tres vías diferentes:

  1. Limpieza preventiva
  2. Desinfección
  3. Mantenimiento de higiene posterior

Limpieza preventiva

Con productos como la lejía, amoniaco o diversos detergentes, se realiza una limpieza de las superficies para eliminar más del 80% de los gérmenes que se encuentren presentes en ese espacio. Este proceso es recomendable realizarlo antes de una desinfección para que el tratamiento sea más efectivo.

Desinfección

En Abagago y Cucasol, siempre respetuosos con el medio ambiente, contamos con productos sin ningún riesgo para el ser humano para desinfectar que permiten, en un corto periodo de tiempo, volver a utilizarse el espacio.

Igualmente, este periodo de tiempo que debe esperar entre la desinfección y el uso del recinto se lo determinarán nuestros técnicos.

El compuesto de los productos desinfectantes utilizados son en su mayoría amonios cuaternarios, es decir, desinfectantes antimicrobianos activos. Éstos realizan su función en cuestión de minutos.

Mantenimiento

Tras realizar un tratamiento de desinfección, el recinto comienza de nuevo a contaminarse, por lo tanto es imprescindible un mantenimiento posterior a través de una higiene y limpieza frecuente para prolongar el efecto.